Cuatro CFDs con los que operar esta primavera

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La primavera ha comenzado y con ella florecen ciertas inversiones que se han mantenido agazapadas durante la temporada invernal, esperando, quizás, a que hayan pasado los meses de menos luz del año. Así pues, antes del habitual parón veraniego, estos tres meses sirven para dar rienda suelta a nuestro dinero e invertir en los productos financieros que más confianza nos transmitan.

Hoy, aquí, te vamos a proponer cuatro activos que pueden ser una buena opción para operar con un producto como las opciones de CFD, una variante de los Contratos por Diferencia que ofrecen ciertos brókeres online.

Intentaremos ofrecerte en esta lista activos de diferentes sectores y las más diversas características, para que así puedas buscar el que mejor se adapta a tus necesidades.

Bitcoin

El pasado 1 de abril trajo las mejores noticias para la cotización del Bitcoin en mucho tiempo, con las subidas más altas desde que la primera criptomoneda de la historia tocase techo con su récord de 20.000 dólares por unidad en diciembre de 2017. Año y medio después y tras meses estancado en una valoración cercana a los 3.000 dólares, el BTC resurgió con subidas de hasta un 17% en un mismo día, superando los 5.000 USD.

Así pues, los meses que están por venir de aquí al verano pueden traer una nueva época de volatilidad y grandes subidas y bajadas en los precios del BTC. Dichos movimientos, habituales hasta hace no mucho, parecían haberse disipado en los últimos meses, pero el aumento en el interés de la criptomoneda generada por las subidas del 1 de abril puede volver a colocar al Bitcoin como uno de los productos estrella para los CFDs.

Petróleo

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

También es época de buenas noticias para el mercado del crudo de petróleo, que alcanzaba el 2 de abril nuevos máximos anuales, con 62,58 dólares el barril. Y, quizás, seguir apostando por sus subidas sea la opción más inteligente en estos meses: la OPEP sigue restringiendo la extracción de crudo, Estados Unidos se plantea nuevas sanciones contra Irán, y Venezuela —el país con mayores reservas de petróleo a nivel mundial— sigue enfrentándose a sus propios castigos económicos impuestos por el país norteamericano.

Todo esto genera un contexto en el que, salvo correcciones puntuales en el precio de los dos barriles principales (Brent y WTI), lo normal es que los precios del oro negro sigan al alza.

Facebook, en el alambre

A diferencia de los dos sectores anteriores, el de las grandes tecnológicas parece atravesar por momentos de dudas, y eso es algo que un buen inversor con CFDs puede aprovechar. Sin ir más lejos, el pasado 2 de abril el medio económico Bloomberg se hacía eco de las declaraciones de analistas de Lynx Equity Strategies, que afirmaban que la reciente subida en el valor de los títulos de Facebook se debía a «una compra de activos para cubrir posiciones vendidas».

Tras ciertas críticas recibidas por Mark Zuckerberg debido a su proposición de un nuevo conjunto de regulaciones de internet y la preocupación de la comunidad inversora sobre los efectos que puede tener la regulación en las ventas de publicidad digital por parte de FB, no está muy claro hacia donde van a tirar las cotizaciones de la red social. El pasado 2 de abril tocaban máximos de siete meses, pero no cabe destacar una próxima bajada en su valor.

El dólar sigue subiendo

En los primeros días de 2018, el dólar norteamericano marcaba su mínimo de cotización frente al euro desde la llegada de Donald Trump al poder, en torno a los 1,25 dólares por unidad de la divisa europea. Sin embargo, desde aquel momento, el dólar comenzó a recuperarse en los mercados de divisas hasta que en la primera semana de abril llegaba a los 1,12 dólares por euro.

Aunque algunos analistas no ven que esta apreciación del dólar sea sostenible a lo largo de este año, lo cierto es que hay razones para creer en ello, especialmente una: no está del todo claro que la economía europea vaya a evitar la entrada en una nueva fase de turbulencias, sobre todo debido a un Brexit cada vez más intrincado. Así pues, hay apuestas de todos los tipos sobre el dólar, tanto bajistas como alcistas. Lo único claro, parece, es que va a haber movimiento… y eso es bueno para los operadores de CFDs.

 

Publicidad
Please go to "Widgets" section of WordPress dashboard and add widgets to Widget Area #1.