Estás aquí: Inicio » Ahorrar dinero » Ahorrar gas

Ahorrar gas

El gas es un recurso de uso importante en el hogar, sin embargo, en los últimos años ha tenido un aumento en el precio considerable, y muchas de las veces se termina demasiado rápido.

Esto sucede más en el invierno, ya que debido a los fuertes fríos tendemos a gastar más el gas de la casa.

Si es verdad que en verano pretendemos ahorrar energía, pero en invierno tendemos a gastarla de forma más rápida.

En ocasiones gastamos el gas de una forma innecesaria, y cuando menos nos damos cuenta se termina sin habernos durado mucho tiempo, si seguimos estos consejos nos ayudará a ahorramos en energía.

Algunos consejos para ahorrar gas son:

  • Revisar que los aparatos en el verano funciones bien.
  • Cuando enciendas la lumbre en la estufa, verifica que las llamas sean de color azul y este prendida bien, y que el piloto mantenga la llama que corresponde.
  • Evita poner al máximo el horno.
  • Cuando cocines, utiliza sartenes u ollas de vidrio, para obtener una cocción más rápida.
  • Evita las duchas largas.
  • Regula la temperatura del boiler antes de meterte a bañar.
  • Deja entrar los rayos del sol para que no necesites calentadores de gas.
  • No dejes prendido el piloto de la estufa si no lo vas a utilizar.

Cuidar los gastos de la casa, ayuda a que se tenga un mayor de control en el dinero y se administre de forma correcta, además te permitirá empezar a ahorrar dinero poco a poco.

¿Cómo ahorrar gas en la casa?

Con la llegada del invierno o los primeros fríos uno de los principales gastos que tenemos en la casa es el del gas. La boleta que meses anteriores pasaba desapercibida, comienza a incrementarse a medida que el horno y las estufas tienen sus primeros usos.

Si bien en verano es importante que aprendamos a ahorrar energía, durante la época de fríos es muy importante aprovechar al máximo algunos consejos para que los ahorros de cada día no se consuman en nuestra cocina.

Un punto fundamental para evitar el gasto innecesario de gas, es hacer revisar todos sus aparatos durante el verano. Estar totalmente seguro que no pierden, que funcionan correctamente, que no están tapados. De esta manera evitaremos gastar de más.

Cuando encienda los artefactos controle que estos tengan sus llamas de color azul, que no se apaguen, y que en la función de piloto arrojen la llama e intensidad correspondiente.

Al prender la cocina

  • Evite poner al máximo al horno si sólo lo está pre-calentando.
  • Utilice para cocinar fuentes de vidrio. Estas permiten una cocción rápida pero además conservan el calor durante mucho más tiempo.
  • No abra la puerta del horno durante las cocciones. Esto provoca que el horno se enfríe y deba volver a calentarse.
  • Descongele sus alimentos antes de llevarlos al horno. En invierno no hay problemas de que se echen a perder fuera de la heladera.
  • Si se trata de cosas que sólo se deben calentar, a veces es preferible realizarlo en una olla a fuego de quemador. De esa manera el consumo será menor.

En la ducha

  • Evite las duchas prolongadas sólo para relax. De esta manera evitará el gasto innecesario de agua y de gas.
  • Aproveche si tiene familia numerosa y ponga un horario de baño para todos, de esa manera, se mantendrá cálido el ambiente y en pocos minutos podrá estar listo si pasar frío.
  • Regule la temperatura del calefón antes de ducharse. Si el agua quema deberá abrir la fría y estará haciendo un doble gasto.

 A la hora de los calefactores

  • Durante el día en los espacios que podemos dejar entrar el sol a través del vidrio es importante que lo hagamos y bajemos la temperatura de los calefactores.
  • A la noche evite altas temperaturas en la pieza, es preferible recurrir a una frazada de más.
  • No deje en piloto los artefactos si no los utiliza.
  • Controle que las puertas y ventanas estén siempre bien cerradas, de esa manera evitará el ingreso de frío.

Ahorrar en calefacción

Cuando pensamos en los ahorros que podemos hacer en el hogar, tenemos en cuenta los grandes consumos de todo el año, pero hay otros que son estivales que vale la pena ir aprendiendo de a poco, para que llegado el momento tengamos el hogar y la mente preparada. Ahorrar en calefacción o en refrigeración no siempre es sencillo porque se trata de comodidades y salud.

Ahorrar en gas es algo que nos proponemos todo el año, pero si el frío se está por acercar es posible que ya comencemos a pensar en la factura que tendremos que afrontar al irse el invierno. De todas maneras es importante tener en cuenta este gasto para el presupuesto anual de gastos.

Nada es imposible, y antes de que el frío acuse es necesario:

  1. Revisar los aparatos para ver que no pierdan gas
  2. Estar atento a los muebles que le hemos acercado mientras estaba apagados.
  3. Revisar si no es necesario reforzar alguna otra habitación.
  4. Tener en cuenta puertas y ventanas con malas cerraduras que permitan el paso de aire

Pero ahorrar en calefacción, requiere además, algunas conductas que están relacionadas con la manera de vivir dentro de la casa:

  • Controle la temperatura de sus aparatos. Si estamos en musculosas adentro mientras afuera el frío es muy fuerte, esto no solo puede enfermarnos sino que además, implica tener nuestro aparato a una alta temperatura donde se consume mucho.
  • Lo ideal es colocar los artefactos a 20° y 21 º durante el momento del día y puedes bajarlo unos grados por la noche.
  • El calor acumulado se mantiene si cuidas de mantener los ambientes cerrados.
  • Revisa puertas y ventanas y aísla los que tienen problemas de cerramiento o recurre a cortinas, tejidos, o accesorios que puedas conseguir.
  • Ventilar es importante pero no en exceso. Podemos dejar que entre el aire y el sol por unos minutos y luego volver a cerrar para evitar que el calor se disperse.
  • Evita abrir vidrios si la temperatura interior es alta. Es mejor revisar la temperatura de los artefactos.
  • Si todavía no has colocado la calefacción de tu casa, recuerda que existen sistemas de calefacción central que te permitirán un gran ahorro y un mejor control.
  • Aprovecha durante el día a estar en espacios donde el calor de la casa se mantenga más o donde no sea necesario prender otros accesorios para calentar.

Ahorrar en la factura gas

A veces es necesario controlar los gastos de la casa para que los ahorros se acrecienten y de esa manera podamos pagar nuestras deudas, o salir de vacaciones en algún momento del año. En épocas donde es necesario cuidar el bolsillo, todos los consejos y trucos que podamos utilizar para que nuestras facturas lleguen con menos cargo son válidas.

Si estás realmente preocupado porque no has podido ahorrar ni un peso en la factura de gas, es posible que antes de pensar en cualquier otra cosa, hagas una buena revisión de todas las instalaciones de la casa. Muchas pérdidas muy pequeñas son imposibles de percibir y no sólo generan gastos sino que además son un alto riesgo para nosotros.

Si te has ido de vacaciones o tuviste los aparatos apagados por un largo período lo mejor es llamar alguien que los limpie y los controles. La basura que se acumula en los conductos hacen que estos quemen mal y gasten más gas.

Por otro lado acostúmbrate a no dejar en piloto los artefactos. No sólo no calientan ni cumplen ninguna función, sino que además esa pequeña llama provoca un gasto que a lo largo de los 30 días del mes se convierte en un gasto innecesario.

Evita abrir ventanas cuando tengas la cocina encendida. La corriente de aire, dispersa la llama y tarda más en calentar, pero el gas se sigue consumiendo.

Controla tu factura del gas y revisa las lecturas. Si has estado economizando gas y esto no se refleja en tu factura fíjate bien las fechas de medición y en todo caso, efectúa un reclamo. Es posible que puedan darte alguna respuesta importante, o que entonces sí debas revisar una pérdida.

Ten en cuenta las fechas de vencimiento. El ahorro de gas no sirve de nada si luego pagamos con recargo nuestras facturas. Puedes poner alarmas en tu mail, en tu celular o bien colgar carteles en la cocina. Cuidado con los débitos automáticos porque una vez que tengas reclamos si ya pagaste por adelantado, es muy difícil recuperar tu dinero.

Una opción interesante de inversión si estás pensando en ahorrar en tu factura de gas son los nuevos calentadores solares que se están vendiendo en México que permiten ahorrar hasta un 80% en la factura.

Deja un comentario

Scroll To Top