Estás aquí: Inicio » Ahorrar dinero » ¿Cómo ahorrar en la cocina?

¿Cómo ahorrar en la cocina?

cocina1

Luego de hacer cálculos y de estimar un presupuesto para nuestros gastos cotidianos es posible que nos demos cuenta que en algunos rubros de la casa estamos gastando de más.

Esto significa que hay que empezar a ahorrar. Pero ahorrar no es siempre privarse de todo.

Economizar, reutilizar algunos alimentos, tener en cuenta las temporadas para la compra de alimentos económicos y aprender a cocinar rápido, rico y barato son algunos puntos que podemos ir aportando para ahorrar en la cocina.

Hay varios puntos que en la cocina nos permiten ahorrar: debemos tener en cuenta el ahorro de energía y de gas.

Tanto cuando cocinamos como cuando utilizamos nuestros electrodomésticos. La cocina es una parte del hogar en la que pasamos mucho tiempo durante el día y varios de la familia se pliegan al lugar, con lo cual es allí donde debemos aprender.

Otra de las pautas que nos permitirán ahorrar en la cocina es la preparación y conservación de alimentos.

Ahí es importante no dejar librado nada al azar porque con un poco de tiempo, de ingenio y de ganas es posible hacer rendir nuestros alimentos mucho más.

Frutas y verduras: compra siempre las de estación. No sólo son más económicas sino que además por ser más frescas duran mucho más en la heladera y se pueden utilizar en mayores preparaciones.

Si encuentras ofertas interesantes, aunque las cantidades sean demasiadas para tu familia, aprovecha a comprarla, guardar en la nevera lo que van a utilizar y el resto puedes ir preparando alimentos para guardar: dulces, escabeches, verduras asadas para acompañar platos de la semana, sopas.

Algunas frutas pueden ser procesadas y guardadas como licuado para diferentes preparaciones en el freezer.

Si te ha sobrado pan, no lo tires. Deja que se seque afuera de una bolsa, y conviértelo en pan rallado para luego utilizar en diferentes preparaciones.

Las carnes pueden ponerse en frío durante mucho tiempo tanto crudas como cocidas. Si has comprado grandes trozos y las quieres frezar, lo mejor es cortarlas en las medidas que sueles usar por día y congelar por separado, para que al descongelar puedas hacerlo rápido y sin desperdiciar el resto.

Cuando hagas compras en el supermercado revisa antes las alacenas y lugares donde guardas los alimentos. De esta manera evitarás comprar alimentos que tienes y seguir desprovisto de los que faltan.

Si eres de las personas que maneja mucho la computadora; analiza la posibilidad de compras por Internet, ya que suelen ser más económicas.

Ahorrar en alimentos

Es posible que si estás queriendo ahorrar en los gastos de cada día es importante que además de lo que uno intenta minimizar en sus consumos del hogar como luz, gas u otros, tengas en cuenta que los alimentos son en parte buena parte de nuestro presupuesto.

Compra en los supermercados: es mucho más económico que la tienda de la esquina y aunque no da fiado, todos trabajan con tarjetas que seguramente tú logras algún beneficio.

Fijate las fechas de vencimiento en productos envasados: para no tener que tirar algo que se ha pasado, o consumir a la fuerza algo que está por caducar revisa las fechas sobre todo en productos de ofertas.

Si aun le quedan algunos días antes de comprarlo verifica que puedas hacer una receta en la que lo utilices.

No realices compras diarias: gastarás tiempo, gasolina y no podrás organizarte para aprovechar al máximo tus alimentos.

Comer sano y barato es posible: prlanifica tus comidas semanales para poder aprovechar lo que te queda de una lata que no utilizaste o de un tomate cortado por la mitad.

Además podrás organizar por grupo de alimentos para lograr una dieta balanceada.

Realiza compras comunitarias: muchas veces un cajón de manzanas cuesta lo mismo que algunos kilos y trae el doble. Busca vecinos, amigos, familiares que quieran cantidades y seguro podrás ahorrar mucho dinero.

Compra verduras y frutas de temporada: no solo son las que encontrarás a mejores precios, sino que además es seguro que sean frescas y de buena calidad sin haber pasado por un proceso de enfriamiento o de producción de laboratorio. Chequea cuáles son las estaciones más convenientes para tus alimentos.

Aprovecha los cortes de carne de oferta y busca recetas para usarlos. Una buena opción es poder freezarlos hasta su uso. Además intenta combinar carne con otros alimentos para que rinda más y gastar mejor.

Por último, no vayas al supermercado con hambre, está comprobado que se gasta mucho más.

Ahorrar en la despensa

Una de las cosas que preocupa a la sociedad son los gastos domésticos, que cada día se van incrementando de manera considerable. Esto se debe a que no sabemos realizar las compras y no ahorramos para la despensa.

Y esto sucede por que al momento de que realizamos la compra de la despensa, compramos cosas por darnos gusto y que realmente son innecesarias.

Y al final te das cuenta del grave problema al que te has enfrentado durante años hasta que realizas tu presupuesto de gastos.  Pero además te das cuenta que sobre pasas tus ingresos con los egresos domésticos.

Esto te dice que se tiene que empezar a ahorrar de forma inmediata. Ahorrar dinero no significa que te tengas que dejar de comer, simplemente realizar las compras nada mas de los alimentos básicos para ti y tu familia, comprar cuando haya ofertas y de tus ingresos destinar cierto porcentaje para el ahorro.

Sin embargo, algo que debes aprender a economizar son los alimentos, pues la preparación de cada uno es diferente, al igual que la conservación.

A la hora de comprar frutas y verduras, compra siempre todas las de temporada, ya que te duran bastante tiempo en refrigeración y sobre todo por que son muy frescas.

Si te sobra comida no la tires, la puedes guardar y comerla al día siguiente o congelarla para comerla al tercer día que la preparaste.

Y recuerda que siempre que vayas a surtir tu despensa, revises tus alacenas y todos aquellos lugares que utilices para guardar alimentos, con el fin de que se evite comprar alimentos que aun tienes, muchas de las veces se echan a perder.

Recuerda que ya hay tiendas de autoservicio que te ofrecen las compras por Internet o por teléfono para que tus compras se hagan más fáciles.

Deja un comentario

Scroll To Top